La infidelidad en otro nivel

Esta semana en la oficina me tocó escuchar a una mujer, madre e hija contarme, entre lágrimas, la historia de la infidelidad de su marido con su propia hermana, le pregunté ¿cómo los descubrió?, me dijo: “En mi casa, en mi propia cama, con mi hijo durmiendo a lado”.
Puedo entender la infidelidad en sí, es algo que se ve diariamente en esta sucia sociedad, pero ¿infidelidad con familiares? Eso ya es otro nivel, ¿hasta qué punto puede llegar un ser humano hasta convertirse en monstruo? Una persona que no reconoce el dolor ajeno, el dolor de un hermano, de un primo o un ser querido ¿cómo es que se puede llamar humano?.
Las personas malas existen y a veces viven en tu propia casa, comen en la misma mesa, te sonríen, te miran a los ojos sin sentir remordimientos, esto realmente existe y yo aún estoy en la fase de negación, tanto tiempo en mi mundo perfecto que salir a descubrir el mundo como tal es algo desalentador.
Reflexiono una y otra y otra vez, me niego a creer tanta maldad, me pongo en el lugar de la víctima y veo sólo oscuridad.
Es el pan nuestro de cada día.

20140202-001718.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s